¿CONOCÉS ESTOS MITOS SOBRE NEUMÁTICOS?

Compartir

Mitos y realidades de los neumáticos

Además de caucho y aire, los neumáticos tienen muchos mitos a su alrededor, algunos son más famosos que otros, pero seguramente los has escuchado.  

A continuación encontrarás algunos mitos populares sobre los neumáticos. Así que si sos de aquellos que prefieren no comprobarlos en carne propia, esta información podría resultarte de mucha utilidad: 

 

1. CAMBIAR EL TAMAÑO DEL NEUMÁTICO O EL RIN (LLANTA) AFECTA EL RENDIMIENTO DEL AUTO

Cierto. La estructura de tu vehículo tiene una razón de ser y cada uno de sus elementos también. Intentar usarlo con neumaticos o rines de una medida diferente a la original afectan de inmediato sus respectivas funciones, perjudicando así el buen desempeño de tu vehículo. 

 

2. INFLAR LOS NEUMÁTICOS AL MÁXIMO ES MEJOR

Falso. Un neumático con más o menos aire del requerido puede ocasionar muchos accidentes, por lo que cada uno cuenta con un indicador que te dice cuál es la presión correcta a la que deben inflarse. Seguramente te has preguntado también cómo inflar neumáticos en la estación de servicio o cuándo inflar neumáticos. Enterate aquí cómo afecta inflar mal tus cubiertas.

A este mito, debemos agregar aquel que dicta que si vas a recorrer algún lugar con clima cálido debés aumentar la presión en los neumáticos, lo cual es innecesario ya que este tipo de variaciones de presión por temperatura ya han sido contempladas desde el diseño, por lo tanto, solo deberás preocuparte por inflarlos correctamente cuando estén “fríos”. 

En general, nuestra recomendación es siempre atender lo indicado en el manual del fabricante y respetar la cantidad de aire que tus neumáticos necesitan. 

Si todavía necesitás ayuda, hacé click para saber cómo leer la medida de un neumático.

 

3. DEBÉS ROTAR LOS NEUMÁTICOS PERIÓDICAMENTE

Cierto. El desgaste de los neumáticos depende del tipo de tracción del vehículo y del eje en el que se encuentren ubicados. Entonces para que el desgaste sea “parejo”, te recomendamos pasar las cubiertas delanteras para atrás y las de atrás para adelante, procurando que sigan girando hacia el mismo lado donde giraban anteriormente.

Si necesitás asesoría para realizar este tipo de revisión, te invitamos a localizar el distribuidor Bridgestone más cercano donde te ayudarán a saber cada cuántos kilómetros deberás rotar tus neumáticos y cuándo hay que cambiarlos.