BRIDGESTONE RECUERDA LA IMPORTANCIA DE CONTROLAR LOS LÍQUIDOS DEL AUTO EN INVIERNO

Las temperaturas bajo cero son enemigas de cualquier vehículo, por lo que resulta crucial revisar periódicamente el nivel y estado de los líquidos durante el invierno.

Buenos Aires, Argentina (26 de julio, 2018)Bridgestone, la compañía de neumáticos más grande del mundo, explica la importancia de cuidar los fluidos del auto con temperaturas invernales. Rodrigo Escudero, gerente de Marketing y Comunicación de Bridgestone, explica que debemos estar atentos a tres aspectos esenciales:

·Aceite: es importante sustituirlo cuando indique el fabricante (entre los 5.000 y 30.000 kilómetros, según el modelo del automóvil), y, además, se debe revisar su nivel con cierta frecuencia. Lo recomendable es hacerlo una vez al mes, pero, con bajas temperaturas, podemos realizarlo cada dos semanas.

·Líquido refrigerante: cumple un objetivo fundamental entre los líquidos del auto ya que circula por el interior del motor y absorbe parte del calor que genera la combustión, evitando un sobrecalentamiento que podría ser peligroso. Asimismo, al estar compuesto principalmente por agua y una serie de aditivos que le confieren propiedades anticongelantes, evita que el auto se congele y que se estropee así el circuito cuando las temperaturas caen por debajo de 0ºC. Además, posee propiedades antioxidantes y anticorrosión. En este sentido, es muy importante controlar al menos una vez al mes el líquido refrigerante para mantener el equilibro térmico del motor.

·Líquido de frenos: es el circuito hidráulico del vehículo fundamental para la seguridad vial, así que es recomendable revisarlo de forma constante (una vez por mes durante el invierno). El cambio de líquido suele ser cada dos años aproximadamente, ya que la humedad acelera su deterioro y el punto de ebullición se reduce también con el tiempo. Un sistema de frenos que funciona adecuadamente es crucial a la hora de conducir en caminos con hielo o nevados.